La intensidad del tiempo

3 04 2009

Cuando llegué a Ecuador, los días parecían semanas y las semanas meses, el tiempo se ralentizaba, todo marchaba a cámara lenta. Qué sensación más extraña y pensaba: “Sólo han pasado tres semanas desde que me fui, me parece un año…”

Poco a poco, el tiempo se aceleró, sin quererlo se escurría entre  mis dedos. Era lunes y, enseguida, en un abrir y cerrar de ojos, era viernes. Quería volver al estado anterior, pero era imposible.

El tiempo, supuestamente lineal e inalterable, jugaba con mis sensaciones, me disponía a su antojo y me hacía vivir la vida según sus criterios de intensidad.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

12 04 2009
MANOLO EL REGIONARIO

Pasa igual cuando viene un peninsular por estos lares. Dicen ellos que vivimos a cámara lenta, lo que en síntesis viene a ser bueno para el corazón y nos pasa igual cuando somos nosotros los que vamos a sitios donde aún se vive mas pausadamente.
El volver, bajo mi punto de vista, tiene dos lecturas. Regresar que siempre se antoja y querer volver que tampoco deja de ser un antojo.

24 12 2012
Reposando sensaciones | Pacifico View

[…] aterrador por momentos. Mes y medio en el que la intensidad del tiempo ha vuelto a jugar conmigo. Ya lo contaba cuando estuve en Ecuador en el blog que hice. Nos dicen que el tiempo es lineal e  inalterable, pero resulta que una vez más todo depende de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: